la evidencia científica indica que la adherencia al patrón de dieta Mediterránea protege contra el deterioro del estado cognitivo y los síntomas depresivos durante el envejecimiento. Sin embargo, se han realizado pocos estudios en ancianos no institucionalizados.
Resumen

Objetivo: este estudio evaluó la relación entre la adhesión al patrón de dieta mediterránea, el estado cognitivo y los síntomas depresivos en una población anciana de 75 años de vida independiente.

Métodos: el estudio transversal se llevó a cabo en una ciudad mediterránea (Garrucha, Almería, España) en 79 adultos mayores de más de 75 años (36 hombres y 41 mujeres). La adhesión al patrón de dieta mediterránea se determinó utilizando el test Mediterranean Diet Adherence Screener (MEDAS). La función cognitiva se determinó con el test Mini Mental State Examination (MMSE), y los síntomas depresivos se evaluaron con la Escala de Depresión Geriátrica (GDS).

Resultados: la mayoría de la población mostró una alta adhesión al patrón de dieta mediterránea y un estado cognitivo y afectivo óptimos. Consumían aceite de oliva como principal fuente de grasa, un elevado consumo de pescado y fruta, y un bajo consumo de carne roja y de ali-mentos con azúcares añadidos. Se encontró una relación signifi cativa entre las puntuaciones del MMSE y MEDAS. Sin embargo, no se observó relación entre los resultados de MEDAS y GDS.

Conclusiones: el patrón de dieta mediterránea se relacionó positivamente con la función cognitiva, pero la infl uencia de un patrón de dieta saludable en la sintomatología de la depresión no resultó claro. Sin embargo, una estrategia efi caz para mantener la función cognitiva y dismi- nuir la sintomatología de depresión podría ser mejorar las tasas de actividad física, establecer hábitos alimenticios saludables durante la vida y consumir una dieta saludable con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Follow Us